Choose language "English" Choose language "German" Choose language "French" Choose language "Dutch" Choose language "Spanish" Choose language "Polish" Choose language "Italian" Choose language "Bulgarian"

El refinado paladar

 

 

La alternativa española a la Viagra: Tortilla Sacromonte, típica de Granada. Cata esta exquisitez, ¡y libera tu libido!

Mientras la población europea envejece, la tasa de natalidad cae en picado, los jóvenes se van más tarde de casa y el número de divorcios supera al de matrimonios, en un alegre barrio de Andalucía, en España, la vida discurre tranquila entre sol, banquetes, vino, tapas y flamenco. Así, mientras los franceses prueban con ranas, los italianos con ostras, los alemanes con apio, los polacos con cerveza, los húngaros con sangre de cerdo y el mundo entero con las famosas pastillitas azules, ellos custodian sigilosamente el afrodisíaco secreto.

Todo empezó en el s.XVIII, en el barrio gitano de Sacromonte, en Granada, morada de artesanos y artistas, de poetas y de bailarines. Como cada 1 de febrero, en conmemoración a San Cecilio, el abad organizaba un gran banquete para la alta sociedad granadina. Según cuenta la leyenda, la noche del 31 de enero entró en la abadía una banda de ladrones que robó toda la carne de caza. Desesperado por el robo y buscando en los mesones alguna posible solución y provisiones, el buen hombre se topó con la bolsa en la que el carnicero había desechado las “perlas” de las piezas robadas. El prelado recordó entonces la receta que había visto hacía tiempo en el De Medicamentos Libri, en la que La alternativa española a la Viagra: Tortilla Sacromonte, típica de Granada. Cata esta exquisitez, ¡y libera tu libido!

Marcelo Empírico recomendaba alimentarse durante tres días consecutivos de criadillas de toro aderezadas con miel y aceite de oliva „para renovar el ánimo y las energías“. El prior se remangó y se puso inmediatamente manos a la obra. Hirvió los sesos y las criadillas del animal durante cinco minutos. Sofrió en una sartén grande y honda cebolla troceada, zanahorias cortadas en rodajas y pimentón. Peló las criadillas como si de patatas se tratara, las troceó con los sesos, lo añadió todo al sofrito con el mismo número de huevos que de invitados.

Dejó cocer los ingredientes como en cualquier tortilla bien jugosa y se la sirvió a los invitados en la cena. Que el abad pensara en aquel momento en dar a la alta sociedad granadina una buena razón para creer en los milagros de Dios, que lo hiciera para aumentar el número de nacimientos del barrio, o por la simple razón de la felicidad de sus invitados, son sólo suposiciones. Pero el hecho es que dio vida a una receta con poderes milagrosamente afrodisíacos. Una receta que, transmitida durante muchas generaciones, ha llegado intacta hasta nuestra mesa.

La tortilla Sacromonte se sirve como plato típico en la mayor parte de los restaurantes andaluces, especialmente durante las fi estas de San Cecilio. La región andaluza, según datos oficiales del Instituto Nacional de Estadística, tiene la tasa de natalidad más alta de toda España. Ahora que la población europea envejece alarmantemente, habrá que exportar la receta.

Ingredientes (para 6 personas)
100 g sesos
100 g criadillas
Aceite de oliva virgen
Vino blanco
6 huevos
1 cebolla
Zanahorias
Pimentón

Preparación
Hervir durante cinco minutos los sesos y las criadillas limpios en una olla con agua, sal, especias y un vaso de vino blanco. Sofreír la cebolla con las zanahorias cortadas en rodajas y el pimentón en una sartén grande y honda. Batir los huevos por separado. Juntar los sesos y las criadillas (peladas y desmenuzadas) con los huevos y freír como cualquier tortilla.

Autora: Irene Sacchi
Fotos: Claude Dagenais, Sieto Verver y Matthew Cole
Traducción: Pablo Alvar


contact | partners | press | © indigomagazine.eu 2007-2009 | programmed by Rüdiger Scheumann | hosted by mmvi